EL ALZADO CLÁSICO

Desde que comencé la carrera de arquitectura y empecé a ver los tratados clásicos de arquitectura y las ilustraciones sobre los órdenes me apasionó el dibujo arquitectónico empleado: Y cuando las basas, fustes, capiteles, frisos,… estaban además representados en aguada o acuarela la cosa adquiría una dimensión interesante.

Una de las primeras cosas que intenté hacer en acuarela fue representar la arquitectura con dicha técnica. Comencé, como no podía ser de otra manera, con el orden dórico.

ccf20102016_00000

Línea a tinta, aguada y acuarela, 10 x 13 cm

Para ello primero dibujé el orden a lápiz (todavía se pueden ver restos en el dibujo) luego repasé la figura con tinta, luego procedí a realizar las sombras con aguada y por último di un fondo azul con acuarela.

Luego pasé a dibujar alzados de edificios con acuarela y marcados los contornos con estilográfica.

1_ayuntamiento

Ayuntamiento de Calahorra, acuarela y estilográfica (13 x 15 cm)

El resultado que queda muy nítido y definido se ma antojaba más una ilustración que una acuarela , dado que la definición de las formas la había confiado a la línea marcada con estilográfica. Decidí dar un paso más y que la línea desapareciera y que fuera el color el que definiera la volumetría arquitectónica. Para eso tuve que hacer un dibujo de mayor tamaño y utilizar la línea a lápiz al final del proceso como un recurso para dar texturas al dibujo, no para definir su volumetría.

2_Detalle Ayuntamiento.jpg

Detalle del Ayuntamiento de Calahorra, acuarela (21 x 30 cm)

Para conseguir una nitidez de volúmenes, sin confiar dicha labor a la línea sino al color, tuve que emplear la acuarela en seco (principalmente). Así di un salto de la ilustración de la arquitectura a pintar arquitectura con acuarela.

En el proceso del abandono de la línea pude advertir cómo la arquitectura necesita de la luz para que sea la sombra la que defina y le de volumetría.

Los dos últimos trabajos se podrán ver en la Exposición de acuarela y óleo que tendrá lugar del 21 de octubre al 16 de noviembre en el Salón Cultural Caja Rioja de Calahorra.

¿Cuál de las dos maneras de representar la arquitectura te parece más acertada?


SI CONSIDERAS INTERESANTE EL CONTENIDO DEL ARTÍCULO NO DUDES EN COMPARTIRLO Y EN COMENTARLO


Autor y propiedad intelectual:

Rodrigo Asensio Pérez, arquitecto, urbanista, maestro en conservación y restauración del patrimonio arquitectónico y urbano

Contacto:

rodrigoasensioperez@gmail.com

LinkedIn:

http://www.linkedin.com/profile/view?id=122526628&trk=tab_pro

Twiter:

@rodrigoasensiop

CAPÍTULO VII

EL UMBRAL DE MANTENIMIENTO DE LA ACTIVIDAD

En capítulos anteriores hemos ido explorando conceptos como EL BENEFICIO, LOS COSTES, EL MÉTODO PARA ADMINISTRAR UN ESTUDIO o LA CONTABILIDAD. Ahora es el momento de hablar sobre EL UMBRAL DE MANTENIMIENTO DE LA ACTIVIDAD.

En su día expusimos que la ecuación más importante de cualquier empresa:

BENEFICIO = INGRESOS – COSTES – IMPUESTOS

Los INGRESOS podríamos resumirlos en facturación (aunque el concepto es un poco más amplio). También dijimos que para aumentar los ingresos sólo podemos aumentar el número de operaciones o que estas sean de mayor volumen. En tiempos como los que corren, esta es la variable de la ecuación que es más “incógnita”.

Los COSTES llegamos a clasificarlos en dos grandes grupos: variables y fijos. Y estos últimos en dos familias: fijos directos y fijos indirectos. También comentamos que en tiempos de contracción como los actuales, esta es la variable de la ecuación en la que podemos intervenir directamente ajustándola a la baja para paliar en cierta medida la bajada en la variable ingresos.

Los IMPUESTOS,… qué vamos a decir de ellos

Y el BENEFICIO, ese concepto tan deseado, viene a ser el resultado de dicha ecuación. Pero no olvidemos que el beneficio también pueden ser otras cosas, a veces tan intangibles como EL PRESTIGIO, LA POSICIÓN SOCIAL, LA CALIDAD DE VIDA,…  El beneficio no representa lo mismo para todos; la dimensión subjetiva del beneficio es variable. Pero hoy y aquí lo que nos ocupa es la definición tangible.

2012-11-16 16.26.20

EL UMBRAL DE MANTENIMIENTO DE LA ACTIVIDAD, viene a expresar cuánto vale mantener una empresa o actividad en escenarios de falta de trabajo o inactividad. Dicho de otro modo:

¿Cuánto me cuesta abrir la empresa cada mañana en periodos de inactividad?

Por establecer una analogía que nos pueda ayudar a comprenderlo:

Imaginemos que tenemos un gran horno para la cocción de ladrillos. Lo normal es que ese horno permanezca caliente ininterrumpidamente ya que su paro o puesta en marcha tiene unos costes muy elevados. Ahora imaginemos que debido a “el estallido de la burbuja inmobiliaria” ya no nos piden que fabriquemos ladrillos, pero no queremos apagar el horno para poder estar preparados ante el próximo pedido. Pues el UMBRAL DE MANTENIMIENTO DE ESA ACTIVIDAD sería la suma de todos los costes que mantienen el horno en marcha: el combustible, el mantenimiento, la mano de obra del mantenimiento,…

¿Cómo calculamos EL UMBRAL DE MANTENIMIENTO DE UN ESTUDIO DE ARQUITECTURA?

En el pasado CAPÍTULO VI (LA CONTABILIDAD. Parte fundamental de la administración de un estudio) pusimos una tabla resumen de la contabilidad de un trimestre cualquiera:

Resumen Contabilidad

Link para descarga del cuadro: Resumen Contabilidad

Descargamos la tabla y hacemos los supuestos siguientes:

– dejamos los ingresos a cero

– los costes variables también los dejamos a cero, ya que al entrar en un periodo de inactividad total de nuestra actividad los gastos que dependen directamente de ésta permanecerían nulos.

– los costes fijos mantendrían el valor medio de los últimos trimestres de nuestra contabilidad.

– las amortizaciones habría que contabilizarlas ya que son inversiones pasadas.

– los impuestos en este caso serían bajos o nulos, debido a que no se ha facturado nada.

Al modificar estos valores en la tabla, ésta nos arrojará un número negativo en el apartado inferior de la misma, que se llama beneficio después de impuestos, pero que ahora se llamará UMBRAL TRIMESTRAL DE MANTENIMIENTO DE LA ACTIVIDAD.

Este valor lo puedes multiplicar por cuatro para saber el UMBRAL ANUAL DE MANTENIMIENTO DE LA ACTIVIDAD, o dividirlo por tres para saber el UMBRAL MENSUAL DE MANTENIMIENTO DE LA ACTIVIDAD, y así sucesivamente…

En definitiva, con este ejercicio de lo que se trata es de mensurar nuestra actividad para tener referencias claras y objetivas de la misma. Con estas cifras ya sabemos lo que nos cuesta mantener la empresa sin actividad a la hora, al día, al mes, al trimestre, al año,… y así cada cierto tiempo repetir el ejercicio para saber el grado de desviación (en este caso en pérdidas) que estamos soportando.

Este ejercicio no hay que hacerlo para deprimirse, sino para motivarse en el trabajo y tener objetivos cuantificados mínimos. Yo, por ejemplo, lo tengo de fondo de pantalla.

Ánimo y a por todas.

100_2121 (1024x977)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

CAPÍTULO I.- LOS ARQUITECTOS Y EL DINERO. O la banalización de un sector.

CAPÍTULO II.- EL BENEFICIO. Ese concepto tan deseado.

CAPÍTULO III.- LOS COSTES. Aquello que debemos ajustar.

CAPÍTULO IV.-  ADMINISTRAR UN ESTUDIO. El método.

CAPÍTULO V.- PRIMER EJERCICIO. ¿Qué tipo de arquitecto eres?

CAPÍTULO VI.- LA CONTABILIDAD. Parte fundamental de la administración de un estudio.

———————————————————————————————————————————-

SI CONSIDERAS INTERESANTE EL CONTENIDO DE ESTE ARTÍCULO NO DUDES EN COMPARTIRLO

———————————————————————————————————————————-

Autor y propiedad intelectual:

Rodrigo Asensio Pérez, arquitecto, urbanista, maestro en conservación y restauración del patrimonio arquitectónico y urbano

Contacto:

rodrigoasensioperez@gmail.com

LinkedIn:

http://www.linkedin.com/profile/view?id=122526628&trk=tab_pro

Twiter:

@rodrigoasensiop

———————————————————————————————————————————-

CAPÍTULO V

PRIMER EJERCICIO. ¿Qué tipo de arquitecto eres?

Hasta ahora hemos asimilado conceptos teóricos muy importantes.

En el capítulo II vimos cómo el beneficio de nuestro estudio será el resultante de restar a los ingresos los costes de nuestra actividad y los impuestos (recordad que nuestro salario es parte de los costes y no de los beneficios).

INGRESOS – COSTES – IMPUESTOS = BENEFICIO

También comentamos cómo el beneficio debe dedicarse a repartir dividendos entre los inversores del estudio y parte a inversiones de mantenimiento o de expansión del estudio.

BENEFICIO = DIVIDENDO + REINVERSIÓN

En el capítulo III ya nos metimos con los costes, que llegamos a separar en gastos y amortizaciones (como la parte a prorratear de las inversiones en los años de amortización del bien inventariable).

COSTES = GASTOS + AMORTIZACIONES

Y ya en el último capítulo (el IV) vimos el método para administrar un estudio de arquitectura basado en:

MODELO – REALIDAD – DESVIACIONES – CORRECCIONES

———————————————————————————————————————————-

Ahora lo que propongo es que cada uno de nosotros llevemos a cabo un ejercicio sencillo que nos llevará 5-10 minutos para su realización. Es aconsejable que decidáis de antemano cuándo vais a realizar dicho ejercicio porque a su conclusión seguramente necesitaréis aire, reposo y TIEMPO DE REFLEXIÓN.

DATOS QUE NECESITAMOS

1º.-NECESITARÁS LOS DATOS CONTABLES DEL ÚLTIMO EJERCICIO FISCAL.

Digo el último ejercicio porque está más reciente, pero si de antemano ya sospechas que el resultado de este ejercicio va a ser negativo puedes coger el del año que estimes oportuno.

De aquí sólo necesitas sumar por un lado todos los GASTOS + AMORTIZACIONES y por el otro todos los INGRESOS del estudio.

2º.-NECESITARÁS SABER CUÁNTAS HORAS HAS TRABAJADO EN EL ÚLTIMO EJERCICIO FISCAL.

Por regla general un trabajador por cuenta ajena que no realiza horas extras viene a trabajar entre 1500 y 1750 horas al año (aproximadamente) pero tú que eres autónomo o eres el gerente de un estudio de arquitectura seguramente tu dedicación al particular no baje de las 2000 horas anuales.

ECUACIÓN

La operación es muy sencilla. A los ingresos obtenidos en el primer punto anterior le restamos los gastos y las amortizaciones anuales y todo ello lo dividimos por el número de horas trabajadas:

Recordad:

1.- Los costes son los gastos más las amortizaciones

2.- En los gastos debes introducir las nóminas de los empleados en el estudio; también la tuya como gerente del estudio o como único trabajador del mismo.

ANÁLISIS DE RESULTADOS

Si el resultado de la ecuación es positivo ya puedes estar contento, eso quiere decir que te has autoempleado y además has sacado un beneficio de X €/h.

Si el resultado de la ecuación es negativo comienza a preocuparte, ya que no sólo es que te hayas infracontratado sino que además has puesto de tu dinero X €/h para poder mantener abierto tu estudio.

Este ejercicio es bueno que lo repitáis en una serie de ejercicios consecutivos para que veáis la evolución de vuestro estudio y analicéis más profundamente las causas de dicha evolución para poder potenciarlas (si la evolución es positiva) o para corregirlas (si la evolución es negativa).

Si quieres números más gordos todavía, te propongo que a los gastos descuentes tu salario y que vuelvas a resolver la ecuación.

El resultado te dirá por cuántos €/h te has empleado en el año de estudio (eso sí, ya nos hemos olvidado del beneficio) y ahora lo comparas con lo que gana cualquier otra persona por su trabajo (mujer, marido, primo, hijo, vecino,…) y eso te ayudará a decir qué tipo de arquitecto eres (desde el punto de vista de retribución, no desde el punto de vista profesional).

REFLEXIONES

A la vista de los resultados (seguramente poco satisfactorios) deberemos dedicar unos pocos minutos para pensar y reflexionar; así el ejercicio no habrá sido tiempo perdido.

¿Estoy satisfecho?

¿Vale mi trabajo, mi dedicación, mi RESPONSABILIDAD, tan poco?

¿Estoy haciendo el primo?

¿Debo seguir por esta senda?

¿Cuánto podré mantener esta situación?

¿CÓMO PUEDO INVERTIR ESTA TENDENCIA?

A las primeras preguntas deberá dar respuesta cada uno y para ayudaros con la última cuestión se ha planteado este curso por capítulos.

Guardad en el escritorio de vuestros ordenadores los datos recabados en este ejercicio ya que los seguiremos utilizando en prácticas venideras.

Bueno, esto ha sido todo por este capítulo. No he pretendido desanimaros ni invitaros a tirar la toalla, pero este duro ejercicio es COMPLETAMENTE IMPRESCINDIBLES para conocer si rinde vuestro trabajo y si de verdad queréis que las cosas puedan empezar a cambiar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

CAPÍTULO I.- LOS ARQUITECTOS Y EL DINERO. O la banalización de un sector.

CAPÍTULO II.- EL BENEFICIO. Ese concepto tan deseado.

CAPÍTULO III.- LOS COSTES. Aquello que debemos ajustar.

CAPÍTULO IV.-  ADMINISTRAR UN ESTUDIO. El método.

CAPÍTULO VI.- LA CONTABILIDAD. Parte fundamental de la administración de un estudio.

CAPÍTULO VII.- EL UMBRAL DE MANTENIMIENTO DE LA ACTIVIDAD.

———————————————————————————————————————————-

SI CONSIDERAS INTERESANTE EL CONTENIDO DE ESTE ARTÍCULO NO DUDES EN COMPARTIRLO

———————————————————————————————————————————-

Autor y propiedad intelectual:

Rodrigo Asensio Pérez, arquitecto, urbanista, maestro en conservación y restauración del patrimonio arquitectónico y urbano

Contacto:

rodrigoasensioperez@gmail.com

LinkedIn:

http://www.linkedin.com/profile/view?id=122526628&trk=tab_pro

Twiter:

@rodrigoasensiop

———————————————————————————————————————————-